DANZAR PARA SANAR.

Archive for the ‘Sanación’ Category

propaganda espacio reiki

Este es nuestro espacio para la sanación uniendo diferentes disciplinas holísticas:

-Sesiones de Reiki Usui
-Tratamiento de Psicocirugía
-Sanación Egipcia (Seichim Sekhem Reiki)
-Alineación de chakras
-Sanación Zen
-Lectura Avanzada de Registros Akáshicos
-Sesiones de Rejuvenecimiento Energético Facial de Access

Seminarios e iniciaciones de Primer y Segundo nivel de Reiki Usui y Reiki Avanzado.
Iniciaciones de Primer y Segundo Nivel de Seichim Sekhem Reiki (Sanación Egipcia)
Iniciaciones en Primer y Segundo Nivel de Registros Akáshicos.
Se realizan seminarios privados o para grupos.

Si buscas el equilibrio emocional y sentirte mejor física y mentalmente visita este nuevo espacio creado para mejorar nuestra forma de vida.

Solicitar cita mediante mensaje o whatsapp al 096 314 587.
Días de atención lunes y jueves.


hety-logo

Het-Iunet Espacio de la Diosa.
San José 1226 apto. 401 esq. Carlos Quijano
Edificio Piazza Duomo.
Cel/whatsapp: 096 314 587.
Web: https://danzaterapia-oriental.webnode.com.uy/

Anuncios

primero

¿Cómo influyen las emociones sobre nuestro cuerpo? Y al contrario, ¿nuestro cuerpo influye sobre nuestras emociones? En la Medicina China desde hace miles de años se observó que, por ejemplo, si tenemos tristeza sollozamos, y este movimiento de respiraciones cortas, provenía de los pulmones. La persona de carácter bilioso, que se pone verde de la ira, correspondía al hígado y la vesícula biliar. El  miedo, capaz de hacernos hacer pis de un susto, los médicos lo localizaron en el riñón. Cada órgano tiene una emoción negativa predominante (también emociones positivas). En Medicina China se han estudiado cinco “espíritus energéticos” en cada uno de nuestros órganos: los llamaron los cinco elementos, los cinco movimientos. Actualmente en medicina se estudia la relación del corazón con las emociones. La relación de la piel con el hígado, el papel del sistema digestivo, como un segundo cerebro, que produce tantos neurotransmisores como el cerebro mismo.

La Medicina China, utiliza los puntos de los cinco “espíritus energéticos” para equilibrarlos. El riñón genera el hígado, el hígado alimenta al corazón, el corazón genera la tierra, la tierra genera el metal y el ciclo se reinicia pues el metal origina el agua. Esto se llama Ciclo Generativo. Pero como sabemos por experiencia, el agua apaga el fuego: por eso el riñón, el agua, controla el fuego, o sea, el corazón. A un paciente lleno de odio e impaciencia, debemos recomendarle, como parte de su tratamiento, una dieta rica en algas, soja, hongos tibetanos, meditación, técnicas de relajación, Taichí, etc, todo lo que tonifica el agua, o sea, al riñón. Lo mismo ocurre con los otros elementos: el hígado, la madera, controla la tierra, el estómago. Este es el ciclo de control. Nuestro cuerpo es complejo y maravilloso, sólo necesitamos escucharlo y permitirle fluir, esta es nuestra primera medicina.

segundo

Por todo lo dicho anteriormente vemos que existe una relación directa entre la vida emocional de una persona y su salud física. Cada órgano se asocia con una gama de emociones. Estos órganos dominan la expresión de emociones particulares y que son a su vez afectados por estas mismas emociones. Las emociones ejercen una influencia negativa sólo cuando se vuelven demasiado intensas, fuertes, no expresadas, excesivas o cuando dominan la psique durante un largo período de tiempo.

Esta teoría reconoce siete emociones: ira, alegría, melancolía, pena, miedo, y shock. La séptima varía según la fuente, pero puede ser la tristeza, la ansiedad (ansiedad son los pensamientos que dan vueltas y vueltas, que pueden poner sombra a la preocupación o ser una forma de miedo o temor). La tristeza está estrechamente asociada con el dolor. El temor y el miedo están estrechamente asociados y se pueden concebir como una emoción. En cuanto a la ansiedad, que puede ensombrecer el miedo o la melancolía y podrían agruparse con cualquiera de ellos de acuerdo a sus síntomas asociados.

Cualquiera que sea la emoción seleccionada como la séptima, no deben interpretarse de manera demasiado estricta.

El shock o miedo:

Un shock emocional dispersa la energía Qi y afecta tanto a los riñones como al corazón y, en cierta medida, al intestino delgado. El Qi del Corazón se debilita rápidamente, dando lugar a palpitaciones, falta de aire e insomnio. Esto genera tensión en los riñones, y la tonificación de los riñones ayuda.

El miedo:

Un sentido apropiado de miedo instintivo es necesario para la supervivencia. El miedo hace que el Qi descienda y afecte a los riñones. El miedo excesivo o prolongado drena los riñones. También puede suprimir al Qi. El miedo tiene un impacto diferente en los adultos que en los niños. En los niños, el miedo hace que el Qi descienda, lo que resulta en una enuresis nocturna (mojar la cama). En los adultos, el miedo tiende a causar deficiencia renal-Yin. Hasta cierto punto, el miedo también perturba al corazón, lo que lleva a la ansiedad. Los riñones tienen que reforzarse.

La ira:

La ira afecta al hígado y hace salir el Qi. La ira incluye varias emociones relacionadas: el resentimiento, la ira reprimida, irritabilidad, frustración, rabia, la indignación, la animosidad y el rencor. Enfurruñamiento y  depresión son también formas de la ira (en la depresión se bloquea la ira), la frustración se encuentra entre la ira y la depresión. En la depresión debido a la ira reprimida o el resentimiento, la lengua es de color rojo oscuro o rojo y seco.

La ira es necesaria a veces para ejercer autoridad. Sin embargo, la ira excesiva e inadecuada provoca estancamiento del Qi de Hígado o hígado-sangre, el levantamiento de Yang de Hígado o Fuego de Hígado (que puede causar Corazón-Fuego). Estos causarán síntomas en la cabeza y el cuello, como dolores de cabeza (el síntoma más común), tinnitus, mareos, manchas rojas en la parte frontal del cuello, la cara roja, lengua roja y un sabor amargo. La ira también puede afectar al estómago y al bazo, causando indigestión y otros problemas: este es el patrón del Hígado que invade el bazo o el estómago. Si la depresión se siente mejor después de hacer ejercicio, es una depresión de hígado.

La alegría:

La alegría ralentiza el Qi y afecta al corazón. En general la alegría es beneficiosa. Estar en paz y lleno de felicidad calma y ralentiza el Qi. El placer y la emoción son otras formas de alegría. El placer es la alegría moderada y permite que el Qi se asiente y se pose. La emoción dispersa el Qi o lo frena. ¿Qué tan perjudiciales son la sobrexcitación y un grado anormal de la estimulación mental? Ambas son formas de excesiva alegría. No son, sin embargo, una causa importante o común de la falta de armonía del corazón.

La preocupación y la melancolía:

Pensiveness significa exceso de pensamiento (pensamiento excesivo), estudiar y trabajo mental excesivo. Esto es muy común en nuestra sociedad, tanto en los estudiantes universitarios como en la gente con profesiones intelectuales, y el problema se agrava si la persona come con rapidez o discute sobre trabajo mientras come.  Pensamientos obsesivos llenos de preocupación, preocupación melancólica y mental también son un problema. Todas estas formas de melancolía y preocupación “anudan” el Qi y afectan al bazo, generando acumulación de humedad. La preocupación también afecta al pulmón, dando lugar a la ansiedad, disnea y rigidez en los hombros y el cuello. La preocupación puede ser también una forma de miedo o ansiedad.

La tristeza:

La tristeza disuelve el Qi y afecta a los pulmones, lo que lleva a la deficiencia de Qi de Pulmón, y además con el tiempo afecta al corazón, lo que acaba causando deficiencia de Qi de Corazón. Cuando los pulmones son inundados por la tristeza y el dolor se debilitan y esto conduce al cansancio, falta de aliento, depresión o llanto. En las mujeres, esta deficiencia de Qi de Pulmón puede conducir a una deficiencia de la sangre. La tristeza prolongada también puede conducir al estancamiento de Qi que, a su vez, puede transformarse en Corazón-Fuego.

Fuente de la nota:  Revista en línea Barcelonalternativa (http://barcelonalternativa.es/)

rutina

Hoy sabemos que las enfermedades son desequilibrios energéticos, originadas en shocks emocionales que desestabilizan el funcionamiento de nuestro cuerpo. Estudiamos entonces distintas terapias basadas en volver a equilibrar las energías, básicamente lo que hacemos con las medicinas del nuevo paradigma es equilibrar el flujo y las relaciones electromagnéticas de las partículas que conforman nuestro organismo.

Pero el cuerpo no se termina en nosotros, ya que éste funciona con el medio ambiente en homeóstasis. No podemos encarar una enfermedad sin tener en cuenta el medioambiente.
Existe otro factor muy importante que tiene que ver con el funcionamiento de los sistemas orgánicos y que raramente es tenido en cuenta por los investigadores de la salud: las rutinas.
Una de las formas más prácticas, rápidas y eficientes que he encontrado para la autocuración es la desestructuración, la reconfiguración del sistema que utiliza la enfermedad para desarrollarse.

Una enfermedad necesita una estructura como caldo de cultivo para terminar manifestándose con sus síntomas. Por ejemplo, un virus encontrará una estructura idónea en un sistema inmunológico debilitado. Una bacteria patógena encontrará una estructura maravillosa para reproducirse en un medio húmedo o de determinada temperatura.
Cuando nos encontramos enfermos, la enfermedad tuvo que seguir un proceso para desarrollarse, pero también tuvo que sentar sus bases en una estructura adecuada que le ofrecimos con nuestras costumbres que nos llevaron al estado actual del sistema.
La ira contenida durante mucho tiempo es también una estructura idónea para que las células cancerígenas comiencen a desarrollarse.
Por ello, la desestructuración del medio es uno de los recursos más eficientes para acabar con la enfermedad.

Si una persona deja de exponerse a la luz solar, se encierra, se pasa largas horas recibiendo la radiación del monitor del ordenador y no hace ejercicio físico, es muy probable que esté creando una estructura idónea para que se desarrolle una depresión.
Para liberarse de la depresión, puede cambiar su rutina, haciendo exactamente lo contrario. Tomar sol, salir a caminar y hacer ejercicio y dejar de conectarse a Internet por un tiempo.
Toda enfermedad necesita de una rutina previa como estructura para desarrollarse. Un sistema que se encuentre en determinadas condiciones. Y de cambiar radicalmente esas condiciones, la enfermedad ya no encuentra las bases para continuar su desarrollo. Por ello, es de gran ayuda, y puede llevarte a la cura completa, desestructurar el sistema que previamente le habías ofrecido a la enfermedad.

Cuando se manifiestan los síntomas de un desequilibrio en mi cuerpo, comienzo un proceso de autocuración con un lápiz y una hoja de papel. Dos columnas: en una, las rutinas que vine haciendo en los últimos meses, en la otra, cómo las voy a cambiar.
Un ejemplo:
“Me venía levantando a las ocho de la mañana” y “ahora me levantaré a las siete”. “Venía desayunando café con tostadas”, “Ahora desayunaré leche con cereales”. “Últimamente estuve algo angustiada por no poder llegar a fin de mes”. “Ahora prescindiré de aquellos gastos que son realmente innecesarios”.

Estos pequeños cambios en la rutina diaria, significan una gran desestructuración para la enfermedad que se está desarrollando. Estamos cambiando los circuitos de circulación de la información, estamos programando el cuerpo de una manera diferente, llevándolo a otro estado, un estado que ya no será igual que el que le habíamos ofrecido antes.
Esta técnica de auto-curación, es infinitamente flexible y puede incluso perfeccionarse y orientarse a cada enfermedad en particular si conocemos las rutinas que favorecen a una u otra dolencia.

La idea me surgió de una conversación que tuve una vez con una chamán al que le dije “quiero cambiar mi vida” y él me contestó:
-”Eso es muy fácil, lo puedes hacer de un día para el otro.”
Sorprendida, le pedí más explicaciones.
-“Haz una lista de lo que sueles hacer desde que te levantas hasta que te acuestas, y ahora modifica esa lista de un día para el otro. Si te levantabas a las ocho, comienza a levantarte a las siete. Si desayunabas café, ahora desayuna té. Si ibas a trabajar en autobús, ahora ve al trabajo en bicicleta. Si te vestías con pantalones, comienza a usar falda. Si ibas a visitar todos los días a tu abuela, ahora ve a visitar a tu abuelo. En una semana toda tu vida habrá cambiado completamente.”

Lo que parecía algo sin sentido, en realidad era totalmente lógico. La primera vez que lo practiqué fue en medio de una separación trágica con una persona a la que quería mucho. Me sentía tan desesperada y enferma que decidí hacer la famosa listita y cambié de un día para el otro todas mis rutinas. La recuperación fue increíblemente rápida, pero además, se manifestaron en mi vida nuevas posibilidades y recursos que antes ni había sospechado que tenía.
No me costó tanto hacer el cambio, sólo tenía que consultar la lista.
La segunda vez que lo hice fue frente a una bronquitis que casi acaba con mi sistema respiratorio. Cambié la hora de levantarme por la mañana, cambié la marca de pasta dental, tiré a la basura mi perfume preferido y me compré otro, cambié totalmente mis comidas, no sólo las horas a las que comía sino también los alimentos que consumía. Dejé de ver mi serie favorita en la TV, y me puse a ver documentales. Cambié la orientación de mi cama, antes dormía con los pies hacia el norte, ahora dormiría con los pies hacia el sur. En mi habitación había dos plantas, las cambié por otras especies.
Los resultados fueron asombrosos. En dos semanas la tos se había ido completamente y otra vez estaba sana.

Si a éste cambio radical de rutina le agregas acciones “personalizadas” a cada tipo de enfermedad, conociendo sus orígenes y su dinámica, es un gol. Hoy tenemos acceso a mucha literatura que nos explica el origen emocional de cada enfermedad, para poder detectar cómo se ha producido y en que se basará para seguir su curso.
Por ejemplo, si la enfermedad es en el sistema digestivo, sabemos que en la lista debemos incluir un cambio de dieta, y también sabemos que debemos cambiar la percepción que tenemos sobre una situación que no estamos aceptando demasiado bien, algo “que no podemos tragar”.
Si se nos manifiesta una enfermedad en la piel, podemos estudiar si el sol será beneficioso para ella o no, pero también trataremos de poner en la lista si estamos teniendo alguna conducta que nos provoque un problema social, ya que los conflictos emocionales relacionados al contacto social suelen manifestarse en la piel.
Hay un libro de Christian Fleche muy interesante que puede ayudarnos como guía para detectar el origen emocional de las enfermedades, un libro que nos da una nueva perspectiva sobre el cuerpo como herramienta de curación, y que nos explica claramente cómo se manifiestan las diferentes enfermedades según el shock emocional que haya provocado su aparición.

También es muy importante que hagas una lista y ¡registres lo que haces cuando estás bien! Continúa con esa rutina, cuando estás bien.
Todo el medioambiente en el que vives tus rutinas cotidianas puede estar sirviendo de caldo de cultivo para una enfermedad, por ello hasta cambiar la decoración de tu casa puede servirte para desestructurarla. Cuando te pongas a hacer la lista, verás que hay algunos ítems dentro de tus rutinas que parecen difíciles de cambiar. Por ejemplo uno de los ítems era mi horario de trabajo, eso no lo podía cambiar, pues el reloj de la entrada al laboratorio estaría esperando mi tarjeta a determinada hora.
Bueno, pues apliqué otro tipo de cambio a ese ítem: ahora en vez de salir de casa a las ocho treinta para ir al trabajo, saldría media hora antes y en ese tiempo caminaría por el jardín botánico todas las mañanas.

Los resultados de esta técnica son asombrosos y la aplico a cualquier situación de desequilibrio. Las rutinas son las estructuras que sostienen el desarrollo de las enfermedades, aprendamos a “desorientarlas”.

También es muy importante aprender a “escuchar” a la enfermedad y al cuerpo. Una gripe por ejemplo, nos impulsará a acostarnos, nos dejará sin energía. Y esa relajación es necesaria para la curación.
Generalmente ante una gripe seguiremos el ritmo desenfrenado de actividad, “tapándola” con un frenadol, y con ello sólo lograremos que se haga recurrente. Lo más importante de “escuchar” a la enfermedad es detectar el mensaje que nos está transmitiendo. Las enfermedades son maestras, son guías y señales de acciones que estamos realizando en contra del camino más adecuado a seguir.
Cada enfermedad manifiesta una percepción errada de una situación. La enfermedad nos dice que en algo tenemos que cambiar nuestra actitud. Si es un virus, nuestra atención debe estar en el factor que debilitó nuestro sistema inmunológico, generalmente una situación que nos produce miedo o angustia. Si es una depresión, es muy probable que no le estemos dejando al cuerpo realizar su proceso vital de fotosíntesis, debemos exponernos mucho más a la luz solar y debemos beber más agua. Si es una enfermedad de la piel, tenemos un conflicto de relación, con la pareja, un compañero de trabajo o la familia.

En fin, te recomiendo algunos libros que pueden orientarte para “personalizar” esa lista que hagas cuando te veas en los síntomas de un desequilibrio:
Christian Fleche: “El origen Emocional de las enfermedades”, una guía práctica para identificar la causa psicológica de la enfermedad.
Enric Corbera y Rafael Marañón: “Biodescodificación”.

Tomado de la web: MÉTODO PEMPÉNIDES, El Libro de La Vida.

 


Las emociones tienen un gran poder dentro de nosotros que debemos conocer, pues poseen el poder de darnos la salud o de, por el contrario quitárnosla.

El ser humano es un ser integral compuesto de cuerpo físico, emociones, mente y Espíritu, cuando una de las partes está mal repercute en las otras, por ejemplo, si estamos siempre preocupados por todo, terminamos afectando al estómago y al bazo-páncreas; o también puede suceder que, como consecuencia de una hepatitis, estemos de mal humor ante la más mínima contrariedad.

La mayor parte de las veces sucede el primer ejemplo, solemos nacer sanos, y por complicaciones mentales- emocionales vamos enfermando, expertos conocedores del tema aseguran que esto sucede en el 99 por ciento de las veces, sólo un uno por ciento se relacionaría con el ejemplo segundo.

Según la Medicina Tradicional China, de una antigüedad constatada de cinco mil años, cada emoción básica se halla unida a un órgano.

– la cólera al hígado y vesícula biliar

– la alegría al corazón e intestino delgado

– la reflexión al estómago y bazo-páncreas

– la tristeza al pulmón e intestino grueso

– el miedo al riñón y vejiga

Todos los órganos citados tienen unos canales dentro del cuerpo, a modo de autopistas o carreteras, por las que circula la energía, cuando nosotros nos estancamos en una o varias emociones, se produce el atasco de la energía, que con el paso del tiempo, dará lugar a la enfermedad dentro de ese órgano. Las emociones que nos dañan, por ser alimentadas, pueden ser variadas y dañar varios órganos al mismo tiempo.

No es que las emociones citadas en sí sean negativas, lo que sí lo es, es el quedarse anclado en esa emoción durante tiempo y tiempo (aunque sea a nivel subconsciente), por ejemplo el miedo a quedarse sin trabajo, a no tener casa, a quedarse sin pareja, va dañando nuestros riñones y será muy fácil tener infecciones renales o cálculos o lumbago, etc.

Es interesante e importante recordar que un problema de un órgano favorece la aparición de emociones exageradas o desproporcionadas.

Los más afectados suelen ser el corazón, el hígado y el bazo.

El corazón es el rey de todos los órganos y además controla la mente, por tanto cuando un órgano se halla desmandado en su función, termina dañando al corazón, producirá palpitaciones, pesadillas, insomnio, alteraciones mentales, manías, etc.

El hígado alterado produce depresión, mal genio, suspiros, tumores de mamas, ovarios o útero, dolor en los flancos, etc.

El bazo se manifestará con anorexia o por el contrario, exceso de apetito, vientre abultado, etc.

Conclusión: EL PODER ESTA DENTRO DE TI

Nosotros somos los arquitectos de nuestra salud, es necesario trabajar sobre las emociones y la mente para recuperar la salud perdida.

Por Marisa O.

Según los ancestros de diferentes partes de nuestro mundo, nuestro cuerpo es sintiente y pensante. Por ejemplo en el caso de los ancestros de las tribus australianas, cuando una persona se hiere o enferma, la tribu se reúne a su alrededor junto con el enfermo y le canta pidiéndole perdón a la herida o parte afectada. Y esta entra automáticamente en remisión y se dan curaciones milagrosas.

Lo mismo ocurre en las asombrosas curaciones de los kahunas o médicos magos hawaianos, estos entran en oración directa con la parte afectada pidiéndole perdón en un acto de oración donde se involucran ellos, el paciente y todas las vidas durante las cuales ellos se han encontrado e involucrado con esa persona…. y se dan curaciones consideradas milagrosas.

En el conocimiento ancestral Inca, todo es reciprocidad. Uno enferma cuando se llena de energía pesada o “hucha”, por tener actitudes egoístas y no dejar fluir el “sami” o energía ligera. Por ello en las curaciones se pide a la parte del cuerpo que se armonice con la pachamama y permita que el bloqueo se equilibre. Y la persona sana.

En el caso de los Lakotas en el norte de América, al cuerpo se le habla para informarle que una medicina va a curarlo, y a la medicina también. Y, efectivamente, las personas sanan.

Como vemos, tomando algunos casos de medicina ancestral, llegamos a una interesante conclusión: los ancestros aceptaban a las partes de nuestro cuerpo como un ser completamente inteligente y autónomo del cerebro… eso durante los últimos siglos se tomó como franca superchería o superstición… pero veamos ahora los descubrimientos más recientes de la ciencia… La sabiduría del cuerpo es un buen punto de acceso a las dimensiones ocultas de la vida: es totalmente invisible, pero innegable.

Los investigadores médicos empezaron a aceptar este hecho a mediados de los años ochenta. Anteriormente se consideraba que la capacidad de la inteligencia era exclusiva del cerebro, pero entonces se descubrieron indicios de inteligencia en el sistema inmune y luego en el digestivo. La Dra. Bert descubrió (y luego lo confirmaron otros científicos), que existen tipos receptores inteligentes no sólo en las células cerebrales, sino en todas las células de todas partes del cuerpo (les llamaron en un principio neuropéptidos). Cuando comenzaron a observar las células del sistema inmunológico, por ejemplo, las que protegen contra el cáncer, las infecciones, etc., encontraron receptores de los mismos tipos que en el cerebro.

En otras palabras, tus células inmunológicas, las que te protegen del cáncer y de las infecciones, están literalmente vigilando cada pensamiento tuyo, cada emoción, cada concepto que emites, cada deseo que tienes. Cada pequeña célula T y B del sistema inmunológico, produce las mismas sustancias químicas que produce el cerebro cuando piensa. Esto, lo hace todo muy interesante, porque ahora podemos decir que las células inmunológicas son pensantes. No son como la célula cerebral que puede pensar en inglés o castellano, pero sí piensa, siente, se emociona y desea, se alegra, se entristece, etc. Y ello es la causa de enfermedades, de stress ,cáncer..etc…cuando te deprimes entran en huelga y dejan pasar los virus que se instala en tu cuerpo.

  • INTELIGENCIA DEL SISTEMA DIGESTIVO.

Hace diez años parecía absurdo hablar de inteligencia en los intestinos. Se sabía que el revestimiento del tracto digestivo posee miles de terminaciones nerviosas, pero se les consideraba simples extensiones del sistema nervioso, un medio para mantener la insulsa tarea de extraer sustancias nutritivas del alimento.

Hoy sabemos que, después de todo, los intestinos no son tan insulsos. Estas células nerviosas que se extienden por el tracto digestivo forman un fino sistema que reacciona a sucesos externos: un comentario perturbador en el trabajo, un peligro inminente, la muerte de un familiar.  Las reacciones del estómago son tan confiables como los pensamientos del cerebro, e igualmente complicadas.

  • LA INTELIGENCIA DEL HÍGADO

Las células de colon, hígado y estómago también piensan, sólo que no con el lenguaje verbal del cerebro. Lo que llamamos “reacción visceral” es apenas un indicio de la compleja inteligencia de estos miles de millones de células. En una revolución médica radical, los científicos han accedido a una dimensión oculta que nadie sospechaba: las células nos han superado en inteligencia durante millones de años.

  • LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN

Muchos creen que la conciencia se origina únicamente en el cerebro. Recientes investigaciones científicas sugieren de hecho que la conciencia emerge del cerebro y del cuerpo actuando juntos.

Una creciente evidencia sugiere que el corazón juega un papel particularmente significante en este proceso. Mucho más que una simple bomba, como alguna vez se creyó, el corazón es reconocido actualmente por los científicos como un sistema altamente complejo, con su propio y funcional “cerebro”. O sea el corazón tiene un cerebro o inteligencia. Según nuevas investigaciones en el campo de la Neurocardiología, el corazón es un órgano sensorial y un sofisticado centro para recibir y procesar información. El sistema nervioso dentro del corazón (o el “cerebro del corazón”) lo habilita para aprender, recordar, y para realizar decisiones funcionales independientemente de la corteza cerebral.

Aparte de la extensa red de comunicación nerviosa que conecta al corazón con el cerebro y con el resto de cuerpo, el corazón transmite información al cerebro y al cuerpo interactuando a través de un campo eléctrico. El corazón genera el más poderoso y más extenso campo eléctrico del cuerpo. Comparado con el producido por el cerebro, el componente eléctrico del campo del corazón es algo así como 60 veces más grande en amplitud, y penetra a cada célula del cuerpo. El componente magnético es aproximadamente 5000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro y puede ser detectado a varios pies de distancia del cuerpo con magnetómetros sensibles.

  • RECOMENDACIONES:

Las investigaciones del Instituto HeartMath sugieren que respirando con Actitud, es una herramienta que ayuda a sincronizar corazón, mente y cuerpo para darle una coherencia psicofisiológica más poderosa. Esta técnica aplicada regularmente 5 veces al día facilita el desarrollo de la habilidad para realizar un cambio de actitud profundo y duradero. R

espirando con Actitud, nos enfocamos en corazón y plexo solar mientras respiramos con intención positiva en la mente. El corazón automáticamente armonizará la energía entre el corazón, mente y cuerpo, incrementando la conciencia y la claridad de Ser.

La Técnica de Respirar con Actitud.

  1. Enfócate en tu corazón mientras inhalas. Al exhalar te enfocas en tu plexo solar. El plexo solar se encuentra por debajo del corazón en la llamada “boca del estómago”, justo debajo del esternón donde los lados derecho e izquierdo de la caja torácica se juntan.
  2. Practica inhalar a través del corazón y exhalar a través de la caja torácica durante 30 segundos o más para ayudar a anclar tu atención y tu energía allí. Después elige alguna actitud o pensamiento positivo para inhalar o exhalar durante esos 30 segundos o más. Por ejemplo, puedes inhalar la intención del aprecio y exhalar una de respeto.
  3. Seleccione actitudes para respirar que te ayuden a compensar las emociones negativas y de desequilibrio de las situaciones por las que has venido atravesando. Respira profundamente con la intención de dirigirte hacia el sentimiento de esa actitud. Por ejemplo, puedes inhalar una actitud de balance y exhalar una actitud de misericordia, o puedes inhalar amor y exhalar compasión .

Practica diferentes combinaciones de actitudes que quieras desarrollar y concentra la atención de tu mente en tales enunciados y significantes. Puede decir en voz alta: “Respiro Sinceridad, Respiro Coraje, Respiro Tranquilidad, Respiro Gratitud” o cualquier actitud o sentimiento que  desees o necesites.

De inicio sucederá que no sientas el cambio de actitud como un hecho evidente; no obstante haciendo una práctica sostenida y metódica te resultará cada vez más fácil alcanzar un “estado neutral” (léase, más equilibrado) en tus cuerpos mental, emocional y físico. Y, una vez allí, se torna más eficiente el uso de nuestro poder y la aplicación de nuestras energías para la adaptación a la vida de cada día.

Cuando  nuestros chakras (centros procesadores de energía) están abiertos, es porque estamos en sintonía con el Universo  y con las personas que nos rodean y con nuestro entorno. Cuando los chakras  están bloqueados o cerrados, la energía no llega adecuadamente y los órganos relacionados con los chakras se bloquean.

Cuando  se goza la vida nuestros chakras se abren para recibir la energía y nosotros experimentamos una sensación de bienestar, de equilibrio,  estimulación y conexión con el Todo. Cuando se experimenta rabia y emociones bajas, nuestros chakras tienden a cerrarse como un modo de protección, en  especial en momentos de depresión y estrés.

Toda  la interacción con nuestro entorno y otros seres humanos provoca estados y  alteraciones emocionales que nos afectan mucho y son recogidos energéticamente  por los chakras, lo que a su vez afecta la producción de hormonas. Conocer la   integridad emocional que procesa cada chakra ayuda en la salud psicofísica.

Si deseas saber cómo están tus chakras  mira el siguiente Test:

  • Chakra Raíz: ¿Me siento físicamente vibrante, saludable y de gran alcance en el mundo? ¿Me siento como en casa aquí? ¿Siento que pertenezco a este lugar? ¿Tengo un fuerte deseo de vivir? ¿Me amo  y amo mi cuerpo  apreciándome como un tesoro maravilloso? ¿Soy una persona de alta energía, en movimiento y que vive con audancia?

  • Chakra Sexual: ¿Tengo un fuerte impulso sexual saludable? ¿Me siento confiado y sexualmente pleno? ¿Puedo expresarme sexualmente, así como dar y recibir placer? ¿Puedo expresarme creativamente?

  • Chakra del Plexo solar: ¿Sé lo que quiero y confío en que soy capaz de manifestar mis deseos? ¿Puedo actuar y tomar decisiones? ¿Estoy consciente de mis emociones y las puedo controlar? ¿Soy capaz de resolver situaciones problemáticas que involucran mis sentimientos? ¿Estoy emocionalmente satisfecho?

  • Chakra del Corazón: ¿Tengo un sano relacionamiento con mi entorno y quienes me rodean? ¿Me amo a mí   mismo, a mis amigos y familiares? ¿Tengo un fuerte sentido de compasión con todos los seres vivos? ¿Puedo aceptar a los demás como son, sin necesidad de cambiarlos? ¿Debo esperar lo mejor de las personas y buscar lo mejor de ellas?  ¿Soy bueno cooperando? ¿Puedo vivir el momento? ¿Sé confiar y entregarme al Universo?

  • Chakra de la Garganta: ¿Puedo expresarme con habilidad y facilidad?  ¿Hago lo que debo para  estar saludable, ser feliz y exitoso? ¿Puedo asumir la responsabilidad por mi propia vida en vez de culpar a otros por mis problemas, esperando que los demás cuiden de mí? ¿Me siento digno de recompensa o compensación por  mis esfuerzos? ¿Tengo suficiente confianza en mí mismo al asumir riesgos, aceptar   desafíos, y crear vías de realización?

  • Chakra  del Tercer Ojo: ¿Estoy mentalmente fuerte y soy capaz de resolver las dificultades? ¿Tengo un montón de ideas creativas y la costumbre de llevarlas a la práctica? ¿Al tratar de comprender las cosas, tengo respuestas o ideas que vienen a mí en forma mental? ¿Soy capaz de visualizar mis metas y mis sueños? ¿Sé definir objetivos realistas y alcanzables? ¿Mis experiencias apoyan y validan mis creencias sobre la vida?

  • Chakra de la Corona: ¿Me siento como si fuera yo parte de algo grande y maravilloso? ¿Me siento conectado a Dios/Espíritu del Universo, y siento que mi vida tiene un propósito? ¿Soy capaz de verme a mí mismo con honestidad? ¿Soy capaz de descubrir las lecciones de mis experiencias con el fin de desarrollar sabiduría?

Significado de Chakras bloqueados:

  • Chakra Raíz cerrado: La persona está desvitalizada, su voluntad de vivir está muy disminuida.

  • Chakra Sexual cerrado: La persona tiene dificultad para recibir y dar amor. No hay potencia sexual.

  • Chakra del Plexo Solar cerrado: Dificultad para sentir, bloquea sus sentimientos. La persona no sentirá amor y aceptación por si misma. Sentimientos de rechazo personal y desinterés de la propia salud.

  • Chakra del Corazón cerrado: Tiene dificultad para amar sin recibir nada a cambio. Ausencia de propósito y significado de su existencia. La persona tiene la idea equivocada de que Dios y todos se oponen a su voluntad.

  • Chakra de la Garganta cerrado: La persona no puede hacerse cargo de su vida. La comunicación no fluye. Profesionalmente esta frustrada, no hace lo que quiere.

  • Chakra del Tercer Ojo cerrado : Existe confusión, ideas bloqueadas. Las ideas no tienen salida al plano material. La persona se convierte en frustración.

  • Chakra de la Corona cerrado: La persona no ha conectado su ser espiritual a su ser físico.

 Además de la danza, existen otras muchas formas de alinear y desbloquear los chakras. Les comparto este enlace con música y mantras para activar los chkras: http://sarvavita.com/?p=1247

tango

Desde hace ya varios años el tango ha vuelto a recobrar una fuerza inusitada en el Río de la Plata. Miles de estudiantes extranjeros se acercan a Buenos Aires para aprender los movimientos de esta danza, oriunda de Argentina y Uruguay, mientras se multiplican los espectáculos y locales de baile en ambos países dedicados a este género.

 
Pero ahora, por primera vez al menos en Montevideo, un equipo de profesionales enseñará a bailar tango a las personas que sufren mal de Parkinson, con el fin de aliviar los síntomas que provoca esta enfermedad.

 
Se trata de un proyecto de “tango terapia” impulsado por el
Instituto de Neurología de la Facultad de Medicina, la fundación Joventango y el Centro de Medicina y Especialidades de Uruguay.
 
 
Según le explicó a BBC Mundo Juan Pedro Rubinstein, médico, amante del tango y promotor de la iniciativa, “una serie de investigaciones llevadas a cabo en Estados Unidos demostraron que la danza del tango en los pacientes con Parkinson mejora los síntomas. En especial la marcha, la parte muscular y el equilibrio”.
“Lamentablemente no cura la enfermedad”, añade Rubinstein, pero como técnica complementaria de rehabilitación mejora la calidad de vida del paciente.
 
 
El mal de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que daña las habilidades motoras y el caminar.
Hasta el momento no se conocen con exactitud las causas ni tampoco existe una cura para la enfermedad, aunque hay diversos tratamientos para mejorar el estado del paciente entre los que se incluyen terapias de movimiento, ejercitación y medicamentos.
 
 
Tango, el mejor

 
Pero si ya se ha demostrado que el movimiento y la danza son beneficiosos para los pacientes, ¿por qué esta iniciativa se ha apoyado en el tango? ¿Qué tiene esta danza por sobre otros estilos?

 
“El tango tiene una particularidad”, dice Rubinstein, “es la única danza que  está guardando el abrazo, se tiene que bailar en pareja y tiene que mantener una postura, una forma especial de mantener el equilibrio”.
Asimismo, “como se baila ahora, de forma moderna”, añade, “es más caminado, sin movimientos importantes.”
El experto aclaró que si bien se nota la mejoría del paciente en cuanto a su equilibrio y los trastornos de la marcha, la danza no parece tener efectos sobre el temblor.
 
Pero uno de los rasgos más positivos del tango es su efecto psicológico sobre el enfermo, “el poder danzar, el poder abrazar a una compañera, toda esa mística que envuelve al tango favorece a los pacientes”, dice Rubinstein.
 
 
En esto coincide ampliamente Marina Viera, directora de la Asociación Uruguaya de Parkinson (una organización sin fines de lucro que busca ayudar los enfermos de Parkinson a reintegrarse a la sociedad), que siente gran entusiasmo por el proyecto.
“Todo lo que tiene que ver con el movimiento y la música hace que al parkinsoniano le mejore el estado de ánimo, que es uno de los aspectos más difíciles de controlar”, le dijo Viera a BBC Mundo.
“El movimiento, el ejercicio y la música son fundamentales, porque el parkinsoniano se deprime mucho, por eso hay que darle mas allá de los medicamentos, otros elementos para que la persona pueda defenderse”.
 

 

Piloto

 
En principio el proyecto se llevará a cabo durante tres o cuatro meses: profesores de tango especialmente entrenados para ello darán clases a unas siete parejas, elegidas entre aquellos enfermos que no se encuentren en un grado muy avanzado de la enfermedad. 
 

Aunque ya otras experiencias similares en Estados Unidos han dado resultados positivos, el equipo uruguayo quiere analizar el proceso aplicando una serie de parámetros con un protocolo determinado, para ver cómo funcionó la experiencia.
 
Si al final del camino están satisfechos, la idea es ampliar este proyecto -que cuenta además con el aval de la Escuela de Graduados de la Facultad de Medicina- para que puedan beneficiarse todos los enfermos de Parkinson que quieran sumarse a esta iniciativa. 

 
Publicada: 20 de febrero del 2009

 

 

 

Etiquetas:

¡Hola! ¡Bienvenidas a Het-Iunet el Espacio de la Diosa!

En el Espacio de la Diosa le damos prioridad a nuestra esencia femenina, a nuestros sentimientos y creatividad. En cada encuentro vamos develando el antiguo arte de la Danza Oriental que compartimos unas con otras; nos reencontramos con nosotras mismas y con nuestro potencial; nos damos permiso para distendernos, divertirnos y ser felices.

Het-Iunet Espacio de la Diosa es para eso, para compartir, vivenciar y transmitir los secretos de la Danza del Oriente y del arte de ser mujer.

Actividades que realizamos en nuestro Espacio:

– Clases de Danza Oriental con enfoque terapéutico.

– Clases de Danza Oriental terapéutica para adultas mayores y para embarazadas.

-Bellydance Fitness.

-Ballet Fitness.

– Lectura Avanzada de Registros Akáshicos.

– Iniciación en los niveles I y II de Registros Akáshicos.

– Iniciaciones de Reiki Usui y Reiki Seichim (Sanación Egipcia).

–  Filosofía Egipcia Ancestral mediante lectura de Registros Akáshicos.

– Talleres femeninos.

– Círculos de Mujeres.

– Sesiones de Rejuvenecimiento Facial Energético de Access.

– Espacio de Reiki y Terapias Complementarias (sesiones de Reiki, Sanación Zen, Sanación Egipcia, Psicocirugía Reiki, alineación de chakras)

– Espectáculos de Danza Oriental con el ballet Jaial Sharki.

ARTÍCULOS VARIOS

Categorías

Anuncios