DANZA ORIENTAL TERAPÉUTICA.

Archivo del autor

Si deseas aprender a canalizar energía Reiki a través de tus manos, o convertirte en terapeuta de Reiki para asistir en el proceso de otras personas, el momento es ahora.
Reiki te ayudará a mantener equilibrados tus centros de energía, conservarte saludable, en armonía y feliz.

Puedes tomar un seminario privado o junto con amigos, pareja o familia, y vivir una experiencia sanadora y enriquecedora.
Seminarios de Primer y Segundo nivel de Reiki Usui Tibetano y Reiki Avanzado (incluye manual, certificado y el futuro reciclaje de ese nivel).
Reiki Master Neferú Iabet. Consultas mediante mensaje o whatsapp al 096 314 587.

Anuncios

Por Neferú Iabet, bailarina y danzaterapeuta del Espacio de la Diosa.

Hoy al finalizar un show de Danza Oriental una señora se me acercó y explicó que le encanta la danza, quizás debido a sus raíces libanesas, pero nunca pudo aprender. Le pregunté por qué no intentaba tomar clases a lo que me respondió que ya no estaba en edad de aprender a bailar.

¿A qué edad se puede aprender Danza Oriental? La respuesta va a depender de la finalidad, el para qué queremos aprender a bailar. Si lo que deseamos es convertirnos en una profesional de la Danza Oriental y dedicarnos de por vida a este arte, entonces conviene comenzar desde adolescentes o quizás unos años antes, en una academia prestigiosa que permita a sus alumnas desarrollar todo su potencial y convertirlas en futuras artistas de la danza. Hoy en día muchas academias cuentan con la infraestructura y la calidad docente que las bailarinas necesitan para aprender profesionalmente tanto la Danza Oriental como las danzas árabes.

Pero, ¿si no es eso lo que estamos buscando?… Imaginemos a María, un ama de casa, esposa y madre que desea aprender por el simple gusto de bailar, pero no desea convertirse en profesional. Esta señora puede tener 30, 40, 60 años o más, puede gustar o no de la música clásica, puede no diferenciar entre una danza folclórica y una clásica y puede no haber realizado ejercicio en los últimos 20 o 30 años de su vida y estar algo rellenita. No obstante todo lo que tiene en contra (edad, sobrepeso, falta de ejercicio, y un desconocimiento rotundo de lo que a danzas respecta) no es impedimento para aprender a bailar, y María sólo requiere de tiempo para tomar clases de danza (con una hora a la semana es suficiente).

¿Y qué puede aprender una mujer como ella? Muchas cosas que beneficiarán su vida. A María las clases de danza le van a proporcionar un espacio donde divertirse y conocer a otras mujeres con sus mismas dificultades y deseos de aprender; mejorará su aspecto, revitalizará a su niña interior y ganará elegancia, armonía, flexibilidad y coordinación. Y de paso bajará de peso pues una clase de danza quema muchas calorías.

Al principio será difícil como todo lo nuevo, deberá reforzar su paciencia para superar sus deseos de escapar de la clase. Pero esa sensación dura sólo unas semanas o quizás el primer mes, luego deja lugar a un sentimiento de valoración cuando se percibe que el cuerpo se flexibiliza permitiendo realizar los primeros movimientos redondos de forma satisfactoria. Entonces se descubre que no es imposible, y poco a poco la danza se vuelve accesible y la clase placentera. Es en este momento cuando María se da cuenta que su dinero, tiempo y dedicación sí están dando fruto y convertirse en bailarina oriental es sólo cuestión de tiempo.

El aprendizaje de la danza puede abordarse en cualquier momento de la vida, y el enfoque que se le de dependerá de la finalidad del aprendizaje. Una mujer que desea bailar para sí tendrá ciertas expectativas que serán diferentes de aquellas que tiene una bailarina que desea profesionalizarse para entrar al mercado laboral.

Es importante dejar en claro que si el nivel de exigencia es diferente lo será también el resultado técnico. La danza de una bailarina profesional no será la misma danza que interpretará María aunque ambas hayan dedicado los mismos años a estudiar baile. La ejecución técnica será diferente mientras que el manejo de escenario y de público será inexistente en una bailarina que jamás se haya dedicado a exponer su danza a otros; pero ambas mujeres tendrán mucho en común: la pasión, la alegría, la belleza, la gracia, la femineidad, la dulzura y la satisfacción de ser bailarinas meciéndose a la música y volando con los pies en el suelo.

¿Qué se necesita María para aprender Danza Oriental? Compromiso consigo misma, amor interior, entrega y saber reírse de todas sus equivocaciones. Necesita una docente que acepte el reto de enseñar y transmitir el arte a mujeres muy diversas que, como María, acordaron no pisar un escenario pues no es esa la finalidad de su danza.

Como está fuera de forma porque jamás hizo ejercicio y mucho menos danza, María necesita un ambiente de clase donde exista la camaradería y no la competencia, donde unas y otras se ayuden, apoyen y escuchen, y donde cada mujer sea valorada y respetada, sin presiones permitiendo que sus capacidades se desarrollen en forma suave pero constante. A María, al igual que todas nosotras, no le gusta hacer el ridículo ni que se rían de ella y tiene mucho para dar, para compartir y para enseñar también. Puede aprender a bailar pero en el lugar correcto y con el método de aprendizaje correcto, que se amolde a ella y a sus necesidades (y no al revés), y le permita practicar la danza como una filosofía de vida y de crecimiento interior.

Animo a todas las Marías que se consideran “mayores”, “gorditas”, “viejas”, “duras”, “tímidas”, a dejar de lado sus preconceptos y experimenten una clase de danza. Sólo quien no se anima desconoce la fuerza de su voluntad y la hermosa bailarina que puede llegar a ser.

 

Registros Akáshicos 2017 (640x522)

Lectura Avanzada de Registros Akáshicos.

La lectura de Registros Akáshicos responde a una lista de preguntas que el consultante trae consigo. Las respuestas se canalizan directamente desde los Registros personales del consultante a través del terapeuta lector.

Una lectura avanzada también permite al consultante interactuar y “conversar” con sus Registros para lograr una sanación más profunda.
La lectura nos regala la Sanación Akáshica al sanar completamente situaciones de conflicto del pasado o del presente, se comprende el por qué y para qué de la situación pudiendo sanarla completamente.
La lectura también brinda la dispensación del karma al sanar bloqueos, patrones y creencias limitantes.
Durante la lectura se brinda consejos y herramientas para el crecimiento y la evolución interior.

Pedir turno para una lectura al 096 314 587.
Neferú Iabet, Maestra de Registros Akáshicos.

Web: http://danzaterapia-oriental.webnode.com.uy/registros-akashicos/

Espacio de Danza Sanación.

Clases de danzaterapia para adultas lunes y martes a las 15 hs.

Clases de Danza Oriental de enfoque terapéutico (no es danza árabe): lunes y martes 16:30 hs, miércoles de las 15:00, 16:30 y 18:00 hs., y viernes 15:00, 16:30, 18:00 y 19:00 hs.
Las mujeres embarazadas se pueden sumar a las clases a partir del tercer mes de gestación.

Más información en la web: http://danzaterapia-oriental.webnode.com.uy/programas/

Dirige Neferú Iabet.

Espacio de la Diosa: San José 1226 Apto. 401
Edificio Piazza Duomo
Cel y WhatsApp: 096 314 587

Más información de los cursos: http://danzaterapia-oriental.webnode.com.uy/ 

Por Neferú Iabet, danzaterapeuta del Espacio de la Diosa.

Bailarina Nesrine (Brasil)

Cuando hablamos de Danza Oriental con enfoque terapéutico no nos referimos a la danza de escenario ni a la preparación que requiere transformarse en un artista de la danza. La danza que se ofrece como terapia es un camino de introspección, de autodescubrimiento por medio del movimiento consciente. Es una búsqueda más que un entrenamiento físico, es una motivación que nos lleva a identificarnos como mujer.

Las mujeres que se encuentran en una búsqueda de su identidad femenina es porque no se reconocen como femeninas, sensuales y sexuales (sin mezclar las dos cosas). La sexualidad de la mujer puede llegar a opacarse por la falta de conexión con su cuerpo (debido a prejuicios y malinterpretaciones). Muchas mujeres “experimentan” la vida a través de la mente y desnaturalizan el cuerpo alejándose cada vez más de las emociones y sensaciones que éste aporta. La vida no pasa por la mente, ¡pasa por el cuerpo! Experimentamos a través y con nuestro cuerpo, nos conectamos a través y con nuestro cuerpo y exteriorizamos miedos y emociones mediante el cuerpo. El cuerpo se convierte entonces en el vehículo a través del cual nos comunicamos y manifestamos en el mundo y nos reconocemos parte de él. Esta comunicación comienza en nosotras, a través de un diálogo interior que se va haciendo cada vez más fluido e intenso. Cuanto más fluida sea nuestra comunicación interior más fácil nos será comunicar nuestros deseos, ideas, necesidades, etc. Y la danza puede despertar esa comunicación y fortalecerla.

¿Qué aporta la danza? Nos obliga a vivir en el momento presente porque la danza está relacionada directamente a la música y a sus tiempos. La danza nos enseña a vivir cada momento (tiempo musical) con intensidad para luego soltarlo y pasar al momento siguiente, porque la música fluye y nos obliga a fluir con ella. Al estar tan conectada la danza a la música nos enseña a escuchar hacia afuera y hacia adentro. Aprendemos a disfrutar tanto la música como el movimiento, a aquietar nuestra mente para lograr escuchar, aquietar nuestros miedos y preocupaciones para escuchar esa nota lejana y sumarla como una pieza más al rompecabezas musical.

Cuando bailamos la música le habla al corazón y la mente hace silencio para escuchar ese diálogo precioso. El cuerpo se vuelve un estallido de sonidos y nos va guiando con cuidado a través de ritmo y melodía hasta confundirnos con la música. ¿Será por esta singular alianza entre música y cuerpo que la danza es considerada una meditación en movimiento?

Het-Iunet Espacio de la Diosa
San José 1226 Apto. 401
Edificio Piazza Duomo
Cel/Whatsapp: 096 314 587

Web: http://danzaterapia-oriental.webnode.com.uy/

Montevideo – Uruguay

folleto dia de la danza

El “Día Internacional de la Danza” es un evento que pretende atraer la atención del gran público hacia el Arte de la Danza, así como interesar a un público nuevo que generalmente no asiste a espectáculos de danza.

Los invitamos a Descubrir la Danza Oriental pasando por diferentes temas: clásicos, folclóricos y modernos. Descubriremos influencias occidentales y cómo esta danza puede adecuarse a otros estilos musicales.

Bailarinas: Jémina y Neferú Iabet del Ballet Jaial Sharki.

Sábado 29 de abril a las 20 hs. en la librería “Las Karamazov”: Rivera 2670 esquina Soca. Entrada libre.

Organiza Het-Iunet Espacio de la Diosa.


¡Hola! ¡Bienvenidas a Het-Iunet el Espacio de la Diosa!

En nuestro Espacio le damos prioridad a nuestra esencia femenina, a nuestros sentimientos y creatividad. En cada encuentro vamos develando el antiguo arte de la Danza Oriental que compartimos unas con otras; nos reencontramos con nosotras mismas y con nuestro potencial; nos damos permiso para distendernos, divertirnos y ser felices.

Het-Iunet es para eso, para compartir, vivenciar y transmitir los secretos de la Danza del Oriente y del arte de ser mujer.

Actividades que realizamos en nuestro Espacio:

- Clases de Danza Oriental con enfoque terapéutico.

- Clases de Danza Oriental terapéutica para adultas mayores y para embarazadas.

- Danza Sagrada Femenina.

- Lectura de Registros Akáshicos.

- Iniciación en los niveles I y II de Registros Akáshicos.

- Iniciaciones de Reiki Usui y Reiki Seichim (Sanación Egipcia).

- Seminarios de Reiki.

- Encuentros vivenciales de Filosofía Egipcia Ancestral.

- Talleres femeninos.

- Espectáculos de Danza Oriental con el ballet Jaial Sharki.

ARTÍCULOS VARIOS

Categorías